Escasez de agua

La escasez de agua afecta ya a todos los continentes. Cerca de 1.200 millones de personas, casi una quinta parte de la población mundial, vive en áreas de escasez física de agua, mientras que 500 millones se aproximan a esta situación. Otros 1.600 millones, alrededor de un cuarto de la población mundial, se enfrentan a situaciones de escasez económica de agua, donde los países carecen de la infraestructura necesaria para transportar el agua desde ríos y acuíferos.

La escasez de agua constituye uno de los principales desafíos del siglo XXI al que se están enfrentando ya numerosas sociedades de todo el mundo. A lo largo del último siglo, el uso y consumo de agua creció a un ritmo dos veces superior al de la tasa de crecimiento de la población y, aunque no se puede hablar de escasez hídrica a nivel global, va en aumento el número de regiones con niveles crónicos de carencia de agua.

La escasez de agua es un fenómeno no solo natural sino también causado por la acción del ser humano. Hay suficiente agua potable en el planeta para abastecer a los 7.000 millones de personas que lo habitamos, pero ésta está distribuida de forma irregular, se desperdicia, está contaminada y se gestiona de forma insostenible.

Venta de agua en Wall street

El año pasado, por primera vez, fue posible negociar agua en Wall Street a través de contratos de futuros. Normalmente reservada para materias primas como el petróleo o los metales preciosos, el agua se convirtió en el último activo en incorporarse al mercado financiero. 

La negociación de precios futuros de materias primas muy apreciadas, en la que los compradores acuerdan comprar un activo en una fecha determinada en el futuro por un precio acordado, comenzó en Japón en el siglo XVII con la negociación de futuros de arroz.

La disponibilidad de agua es cada vez menor a medida que el cambio climático y las actividades humanas provocan graves sequías en todo el mundo.

Ahora con éste implementación , los que necesiten comprar agua adicional en un año seco, cuando los precios pueden ser más altos, ahora pueden apostar en contratos de futuros para compensar los precios más altos que podrían tener que pagar en el mercado del agua en el futuro.

Abrir chat